Historia

La cereza es una fruta crujiente, atrevida, de sabor dulce y con un color carmesí brillante. Todo esto la convierte en una de las reinas de las frutas. Además las cerezas presentan un gran variado vitamínico, siendo muy saludables. Salsadella

El cerezo tiene muchos años de historia en La  Salzadella. Una prueba evidente de esto es que al principio del siglo XX ya se conocían especies de árboles de gran tamaño.

Se sabe que estos primeros cerezos estaban situados en la parte más oriental de La  Salzadella, en las partidas conocidas como “los carrascals”, “les sorts”, etc. Aquí cada familia tenía uno o dos árboles para el propio consumo. Las mujeres solían ir a recoger las cerezas a pie y con una cesta, de ahí el popular dicho salsadellense: “Per cireres i en cistella, venen tots a Salsadella” (“Por cerezas y con cesta, vienen todos a Salsadella”).

Cerezas de SalsadellaPodríamos afirmar que las cerezas eran una fruta de lujo, de muy buen sabor, conservadas de generación en generación, pero sin haber un aumento significativo del calibre de éstas ya que no se comercializaba. Además había cosas consideradas mucho más importantes para el consumo del agricultor, como eran el aceite, las hortalizas, el trigo, la cebada, etc.

Sin embargo todo esto empieza a cambiar a mediados del siglo XX. En los años 40 comenzaron a aparecer los primeros comerciantes, los cuales compraban las cerezas a gran escala para su distribución nacional. Viendo que con esto se podía obtener una buena ayuda económica, algunos agricultores empezaron a plantar pequeñas fincas de cerezos.

Cooperativa de SalsadellaPoco después los agricultores decidieron unirse para poder vender sus cerezas juntos y sacar un mejor precio a su producto. Ahí es donde entra la Cooperativa en acción, comercializando las cerezas de sus socios.

Con el tiempo se fueron implantando nuevas clases de mayor tamaño, pero ha sido a partir de la década de los 80 cuando empiezan a surgir muchas variedades nuevas, plantadas y observadas en campos de ensayo, siendo seleccionadas solamente las mejores. De este modo se han obtenido cerezos muy productivos, con frutos de muy buen sabor y de tamaños en torno a los 30 mm. de diámetro.